sábado, 21 de marzo de 2009

¿QUE ES ANDRAGOGIA?


INTRODUCCIÓN
El siglo XX se ha caracterizado por la búsqueda incesante por parte de los individuos del derecho de ser adultos.
Desde el punto de vista educativo, la persona adulta (o en vías de serlo) ya no desea que se le enseñe como si fuera un niño. El adulto busca una nueva filosofía y un modelo educativo que le resuelva sus necesidades. La andragogía es una respuesta sólida a las necesidades educativas de los adultos.
En el presente ensayo se analiza el concepto de andragogía desde sus antecedentes bases e implicaciones tecnológicas y didácticas.
ANTECEDENTES
El término andragogía fue formulado equivocadamente por el maestro alemán Alexander Kapp, quien en 1833, aplicó esta palabra para describir el modelo educativo de Platón sin embargo, el filósofo alemán, Johan Frederick Herbart, se opuso contundentemente al término, esta oposición originó que la palabra
andragogía dejara de usarse por casi un siglo. Fue hasta 1921, que Eugen Rosenbach usó nuevamente la palabra en un reporte enviado a la Academia de Trabajo. En su reporte, Rosenbach sugería que para educar a los adultos era necesario una filosofía, unas técnicas y unos métodos diseñados exclusivamente
para ellos. Durante los 60, Francia, Yugoslavia y Holanda usaban el término andragogía para referirse a la disciplina que estudiaba el proceso de educación de adultos. En Holanda, Ten Haven (1973) profundizó el concepto de andragogía y propuso que el término debería ser extendido al trabajo social, administración de personal, trabajo con la comunidad y evidentemente, incluiría la educación de adultos.
En esa misma época, en Europa y Norteamérica el uso del término andragogía se había dirigido específicamente a la educación de adultos.
Los trabajos de Malcolm Knowles (1970) acerca de la Andragogía arrojó, al mismo tiempo, claridad y controversias, que siguen imperando hasta nuestros días. El grupo andragógico de Nottinghan (1983) publicó una monografía en donde presenta una serie de:
DEFINICIONES DE ADULTO
1. Adulto, de la raíz latina adolecere que significa crecer, adulum es su forma en participio pasado, que significa “ lo que ha terminado de crecer”.
2. Es una persona que vive y actúa en la sociedad sin la tutela de otros, es decir, vive bajo su propia responsabilidad.
3. Cuando la personalidad alcanza su madurez, es decir, es un ser racional,
autocontrolado y responsable de si mismo.
Definición propuesta: Adulto es un ser en desarrollo continuo y el cual, heredero de su infancia, salido de la adolescencia y en camino a la vejez, continúa buscando la plenitud de sus facultades como ser humano.
PENSAMIENTO ADULTO
Al igual que en la educación, el conocimiento que teníamos acerca del pensamiento adulto era derivado del estudio realizado con niños y adolescentes, especialmente llevadas a cabo por las teorías de desarrollo. Aun cuando Piaget (1967) no realizó estudios con adultos, su teoría es el punto de partida para comprender las clases de pensamiento que necesitan las experiencias de la vida adulta. Es hasta 1970 cuando Riegel propone una interpretación dialéctica a la obra de Piaget.
Breve descripción de las ideas de ambos investigadores:
Enfatiza el proceso de madurez dentro de la etapa de las operaciones formales, el cual implica una reunión del pensamiento abstracto o formal con la expe-riencia. Sugiere que el pensamiento formal operacio-nal será
aplicado por los adultos sólo cuando tengan la aptitud para las áreas en cuestión y por aquellas por las cuales esté motivado.
Expone que los adultos tienen el potencial para desarrollar vías de pensamiento cualitativamente más avanzadas que el pensamiento formal.
Para él, el pensamiento comienza desde una base dialéctica, y cuando llega a ser maduro, regresa a esa base. Un proceso de evaluación y reevaluación es lo que caracteriza el pensamiento maduro. El pensamiento
dialéctico restablece la interdepen-dencia sujeto –objeto– contexto y promueve una comprensión de las contradicciones que contribuyen al movimiento y vitalidad del pensamiento maduro.
La teoría de las operaciones dialécticas retrata un tipo de pensamiento que da por resultado el descubrimiento de preguntas y problemas importantes más que la determinación de las respuestas. En el proceso del pensamiento dialéctico, el pensamiento abstracto, es decir, las ideas y conceptos, se reúne con la experiencia concreta. De esta reunión, surgen contradicciones que se convierten en las dinámicas o fuerzas motivacionales del pensamiento dialéctico, porque cuando uno piensa dialécticamente las contradicciones se toleran e incluso estimulan los
procesos de pensamiento. Esto no significa que nunca resulten respuestas o puntos de estabilidad en el curso
del pensamiento dialéctico, sino que cuando suceden se consideran como resoluciones temporales más que estructuras inmuta-bles.
El pensamiento del adulto más eficaz y que obtiene mayor desarrollo, no es aquel que proporciona respuestas inmediatas, sino el que descubre las pregunta importantes y/o plantea los problemas impor-tantes.
Estos conceptos han obligado a la educación tradicional a buscar nuevas filosofías, técnicas y métodos. Esta búsqueda ha encontrado un enfoque para la educación de los adultos: la andragogía.
CONCEPTO DE ANDRAGOGÍA
Nuestros mayores conocimientos acerca de la enseñanza están basados en la enseñanza a los niños bajo circunstancias especiales. Además las teorías tradicionales sobre el proceso de enseñanza-aprendizaje descansan en la concepción de la educación como un proceso de transmisión de conocimientos.
Lo anterior se deriva de la Pedagogía que es el arte y ciencia de la enseñanza de los niños. La aplicación de la pedagogía en la enseñanza de adultos ha traído consecuencias negativas. Knowles (1970), considera que la razón principal de por qué la educación de adultos no ha logrado el impacto en nuestra civilización, es
que la mayoría de los maestros sólo saben enseñar a los adultos como si fueran niños.

Necesitamos cambiar la concepción tradicional de educación y considerarla como un proceso permanente de descubrimiento del conocimiento. Además ya no podemos enseñar a los adultos como si fueran niños porque la mayoría de los adultos aprenden voluntariamente de las experiencias que les satisfacen, y no por
currículum impuestos.
El término andragogía significa el arte y la ciencia de facilitar el proceso de aprendizaje de los adultos.
SUPUESTOS DE LA ANDRAGOGÍA
La andragogía se sustenta en cuatro premisas fundamentales rela-cionadas con el aprendizaje del adulto:
1. El autoconcepto del adulto se traslada de una personalidad dependiente al de una persona autodirigida.
2. El adulto acumula una gran cantidad de experiencias las cuales se convierten en un recurso creciente y valioso para el aprendizaje.
3. La disposición o prontitud del adulto para aprender se orienta en forma creciente a tareas que desarrollan sus roles sociales.
4. Su perspectiva del tiempo cambia de una en donde se pospone la aplicación del conocimiento al de la aplicación inmediata del mismo, y consecuentemente su orientación al aprendizaje se traslada de uno centrado en el sujeto de estudio a uno centrado en los pro-blemas.
EL PROCESO
Es importante anotar que el estudio autodirigido de ninguna manera implica soledad, sino implica ayuda de diversas clases: profesores, asesores, tutores, maestros, compañeros de estudios, y personas que manejan recursos educativos.
En un grupo de estudiantes autodirigidos se crea una intensa relación mutua. De esta manera, el proceso contiene momentos de estudio individual, a través de distintos métodos o estrategias, y momentos de aprendizaje en grupo, siempre incluyendo los siete elementos de un proceso andragógico:
1. Establecer un ambiente adecuado: es necesario provocar un ambiente de calidez, respeto mutuo, diálogo, búsqueda y en el que los participantes se conozcan entre si como seres humanos y como recurso para el aprendizaje mutuo.
2. Planear: para evitar la ansiedad que provoca en los estudiantes trabajar sin estructuras, es responsabilidad del maestro como ayudante o del asesor de personas jóvenes y adultas, subrayar que se trabajará dentro de una estructura basada en procedimientos, no de contenidos.
3. Diagnóstico de las necesidades de estudio: primero debe cons-truirse un modelo de aptitudes y competencias en el que se definan los conocimientos, habilidades, actitudes, intereses y valores nece-sarios para mejorar el
desempeño del estudiante en determinada área.
4. Establecer objetivos: consiste en traducir las necesidades detec-tadas en el diagnóstico en objetivos de estudio que sean claros, viables, que tengan niveles adecuados de especificidad y genera-lidad, que sean significativos para cada uno de los estudiantes cuyo logro pueda medirse.
5. Elaborar un plan de estudios: se refiere a un programa que espe-cifique objetivos, recursos y estrategias para lograr los objetivos, elementos de prueba y criterios para convalidar el aprendizaje.
6. Emprender las actividades de estudio: estas pueden ser: investi-gación individual, debates, conferencias, diálogo, entrevistas, panel, lecturas, instrucción programada, dramatizaciones, análisis de casos, asesorías, etc.
7. Evaluar los resultados del estudio: es importante desarrollar ins-trumentos
eficaces para evaluar los resultados obtenidos durante el proceso de estudio.
BIBLIOGRAFÍA
Grupo Andragógico de Nottingham 1983, “Hacia una teoría de la andragogía”
Colección: Cuadernos de cultura pedagógica, UPN, 1986.
Knowles M., “The modern practice of adult education: form pedagogy to
andragogy”, Cambridge Book Company, 1970.
Ludojoski, L., “Andragogía, educación del adulto”, Guadalupe, Buenos Aires,
1986.
Piaget, J., “Six psychological studies”, New York, Random House, 1967.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada